PELÍCULAS


Asesinos del espacio (1954)

Mientras comprueba una explosión nuclear, un avión se estrella pero luego su piloto aparece en la base aérea, y nadie sabe cómo ha podido sobrevivir. Mediante el suero de la verdad, revela que lo secuestraron unos extraños seres que le resucitaron, ocultos en las profundidades, provenientes de otro planeta.

Planet Filmplays produce esta película dirigida por W. Lee Wilder, que anteriormente hizo otra estupenda película de ciencia ficción para la compañía como fue El fantasma del espacio. En esta ocasión trata el tema de las abduciones extraterrestres con el sentido propio de este hecho ufológico que no cambia con el transcurso del tiempo: extraños experimentos o imposibles operaciones para la tecnología humana con lo que los "grises", u otros, nos estudian o nos implantan algo. En esta ocasión, los extraterrestres son seres que huyen de su planeta que se extingue y vienen a colonizar la Tierra. No es que los extraterrestres estén muy logrados, el hecho de los ojos es algo flaco a su favor, pero hay cierta oscuridad amenazante en todo esto, el fondo es muy propio de la ufología, la cual no se sabe quién ha inventado qué, si fue el cine o la realidad o ambos son lo mismo, pero son historias que construyen la base de la ufología y se acerca más así a un supuesto realismo extraterrestre, y para qué engañarnos, que todos tenemos concebido como una posibilidad del avistamiento ovni.

Protagoniza un buen actor como era Peter Graves, protagonista también de 'Red Planet Mars' (1952) de Harry Horner y 'Conquistaron el mundo' (1956) de Roger Corman. Junto a él Barbara Bestar es su parterniere femenina, y James Seay, como en 'El fantasma del espacio', es de nuevo un militar. El extraterrestre es John Frederick, en un papel sin duda llamativo para el género aunque no para su carrera que se movía más por el western. Duración aproximada: 71 minutos.

Película completa con subtítulos en español.