PELÍCULAS


Autopsia de un fantasma (1968)

Canuto Pérez (Basil Rathbone) lleva siglos muerto tras haberse suicidado y Dios le da un plazo de cuatro días para que logre que una mujer se enamore de él y que sacrifique su vida por él, si no ocurre irá al infierno, por lo que Satanás (John Carradine) tiene ese plazo para evitar que se salve. Entre tanto, Pompín (Pompín Iglesias) un empleado de Banco roba el dinero al banco donde trabaja y lo esconde en la casa donde se aparece Canuto como fantasma, junto a su calavera amiga.

John Carradine

Como no se ha encontrado el dinero que robó Pompín, le dejan libre para seguirle y averiguar donde lo ha escondido. Le siguen un agente secreto (Carlos Piñar), su ayudante ("Harapos") y la familia de Pompín, y llegan hasta la casa del fantasma, donde vive un inventor (Cameron Mitchell) de aparatos inútiles, acompañado de sus hijos, una rubia sexy (Amadee Chabot) y un chico, y junto a ellos la supersticiosa criada (Susana Cabrera).

Como tiene mucho espacio en esa gran casa, alquilan habitaciones y entonces alojan a la familia del ladrón sin saber que van por un dinero escondido en la casa. Canuto se aparecerá a las mujeres a ver si logra que alguna se enamore de él, pero no tiene mucho éxito y parece ser que irá al infierno por toda la eternidad, o a lo mejor no.

Desde México dirigida por Ismael Rodríguez, una fantasía cómica colorista y trepidante. Entre el reparto, tenemos a John Carradine y Basil Rathbone, Satán tentando a los humanos para que hagan cosas malas y fantasma atormentado y castigado por haber sido un casanova de vivo, respectívamente, graciosos y divertidos en el extravagante papel. Junto a ellos tenemos otro conocido actor norteamericano como fue Cameron Mitchell (1), que en esta ocasión es el chiflado inventor que fabrica robots y aparatos inútiles y que tiene una hija que siempre está en bikini, y otro hijo al que cuida un robot femenino al que llama "abuelita" (el actor Jorge Delong) y que el inventor mismo ha fabricado.

La película en sí es un disparate divertido, absurdo por momentos, en general grotesco y en apariencia algo anárquico pero en realidad tiene unas directrices bastantes firmes para controlar esa supuesta anarquía de guión. Visualmente tiene un fastuoso color, atrezzos y vestuarios extravagantes.

Autopsia de un fantasma Basil Rathbone

En el resto del reparto nos encontramos también a una norteamericana, la actriz Amadee Chabot, una Miss California que básicamente hizo su carrera de actriz en México, que no está mal, y aquí es lógicamente la guapa de turno, y se pasa toda la película en bikini.

Esta fue la última película de Basil Rathbone pues falleció tras terminarla, y no deja de ser una buena despedida, aunque triste, que su último papel fuese de fantasma. La siguiente película de John Carradine sería también en México, en total haría cinco películas en ese país, esta vez sería Drácula en 'Las vampiras', de Federico Curiel, con un enmascarado, estrella de la lucha libre mexicana, llamado Mil Máscaras.

El resto del reparto, exclusívamente mexicano, están divertidos en sus respectivos papeles, compuesto en su mayoría por cómicos profesionales, aunque no transpasaron fronteras como sus compañeros gringos: Pompín Iglesias fue un cómico famoso en México, al igual que "Harapos" (de nombre Mario García), me imagino por su aspecto desaliñado, y no se realmente si era muy famoso o un cómico de culto de ciertos ambientes, según parece, el burlesque mexicano.

El resto está compuesto también por cómicos populares como el llamado Manolín (de nombre Manuel Palacios), gracioso como Susana Cabrera lo está en su papel al igual que Vitola (de nombre Famie Kaufman). Mujeres que por cierto no son las más guapas ni habituales para un conquistador casanova como Canuto, así que es obvio que tendrá que hacer ímprobos esfuerzos para intentar ligárselas lo que se une a la desatada comicidad de toda la película. Atención a los originales títulos de crédito. Duración aproximada: 95 minutos.


Nota (1): Cameron Mitchell es un actor quizás no conocido precisamente por películas de género pero en cambio protagonizó algunas como la coproducción España y Alemania 'La isla de la muerte' (1967) de Ernst von Theumer, un científico loco, 'Nightmare in Wax' (1969) de Bud Townsend, un loco que crea muñecos de cera con humanos reales, 'Pesadilla interminable' (1980) de Phillip Marshak, detective que se encuentra con un nazi que no envejece, y parece ser Satanás. En 1981 estuvo en 'Frankenstein Island' (1981) de Jerry Warren, junto a John Carradine, y en 1987 en 'Noche de terror' y ese mismo año fue un suboficial del ejército de la Unión, prisionero de un grupo de niños sureños, en uno de los episodios en que se dividía la brutal 'Gritos en Oldfield'. Por medio estuvo en la de abejas 'El enjambre' (1978) de Irwin Allen.

Imágenes

Cameron Mitchell y Amadee Chabot Autopsia de un fantasma Manolín El amor y Vitola Pompín Robotina Autopsia de un fantasma Susana Cabrera El amor Harapos y