El castillo Vogelod


Cine japonés


Este espacio dedicado por completo al cine -y televisión- hecho en Japón, a excepción de algunas películas de terror mencionadas, se centra en cualquier género y sólo es, inevitablemente, una guía incompleta del cine japonés en todas sus vertientes.


Páginas: 1 - 2


Dai kuko (2013), telefilme donde un grupo de personas, entre ellos una familia algo peculiar, que van en avión a Tokio se ven obligados a quedarse en un aeropuerto de tránsito hasta que mejore el tiempo. Tiende a ser una comedia de enredos que da la impresión de que podría ser el piloto de alguna serie que no se ha llevado a cabo y se quedó en telefilme. La dirección está realizada de forma que todo parece la misma secuencia. Y parece que fue así, rodada sin cortes, según las notas que acompañan al telefilme. Es un entretenimiento muy bueno, en el reparto actores importantes de hoy en día en el mundo del espectáculo: Yuko Takeuchi (Creepy, Kiyoshi Kurosawa, 2016), Katsuhisa Namase (Kizoku Tantei, 2017), Teruyuki Kagawa (Creepy, Kiyoshi Kurosawa, 2016), Erika Toda (Yokokuhan, Yoshihiro Nakamura, 2015) o Masahiro Komoto (Rakuen, 2017). En ciertos momentos genial, con un sentido del humor muy bueno.

The Locked Room Murders (Kagi no Kakatta Heya, 2012) serie de misterio de Fuji TV de once episodios en las que se investiga el caso de una extraña muerte en una habitación cerrada. Adaptación de la novela de Yusuke Kishi Kagi no Kakatta Heya. Entre el reparto, Koichi Sato (Rasen), Erika Toda (Death note - La película) y Satoshi Ono.

La espada del inmortal (Mugen no jûnin, 2017) adaptación del correspondiente manga por parte de Takashi Miike, con Takuya Kimura, Hana Sugisaki y Erika Toda.

Kaze no Shounen (2012) telefilme biopic sobre el cantante Ozaki Yutaka, un legendario cantante de Japón de los años 80. Consumidor de drogas y alcohol, pasó por la carcel y murió en circunstancias extrañas, alcoholizado y en la calle, aun no se han descubierto las verdaderas causas de su muerte. Le da vida Narimiya Hiroki (The complex, Hideo Nakata, 2013) y vemos que comenzó muy pronto, de adolescente, grabando discos que iban contra el rígido sistema japonés educativo y social, con un gran talento para componer, pero como todo ídolo autodestructivo, termina perdiendo. Me parece un biopic correcto y respetuoso, aunque en el escabroso tema de las drogas no se entra en profundidad, y queda algo light. Satomi Tezuka (exorcista en The Complex) es la madre.

Yukiguni (1957) de Shirô Toyoda adaptación de la novela País de Nieve de Yasunari Kawabata.

Crest of Betrayal (Chûshingura gaiden: Yotsuya kaidan, 1994) adaptación contando la historia de los 47 Ronin que querían vengar a su señor, dirigida por Kinji Fukasaku, con Kôichi Satô (Rasen, Hideo Nakata,1998).

The Young Boss (Hanagasa wakashu, 1958) con la cantante Hibari Misora en una de sus muchas películas. La cantante es un mito en Japón y una de sus grandes cantantes populares. En la película, ambientada en la época de Edo, dos hermanas gemelas princesas separadas desde pequeña terminarán encontrándose, con las canciones cantadas por supuesto por Hibari Misora. Excepto el contexto cultural, no hay mucha diferencia en los recovecos del argumento entre otros u otras cantantes de la misma época en Occidente.

Yokokuhan (2015) de Yoshihiro Nakamura, una lograda unión de drama social y cine criminal. Un desconocido con un periódico de máscara se anuncia online como justiciero para aquellos que traten mal a los demás. La policía de Tokio, bajo el mando de la inspectora Yoshino, intentarán detenerle. Tanto la banda sonora como el ambiente intensivo criminal ayudan mucho a pasar una gran velada de emociones. Erika Toda, seguramente la inspectora más guapa de todo Tokio, Tôma Ikuta, Ryôhei Suzuki y Gaku Hamada, entre otros, completan el buen reparto.