HAMMER FILMS


Simbología ocultista de La novia del diablo

Clímax final

1 - 2 - 3 - 4 - 5

5. Y llegamos al clímax final, al apoteósis infernal en que se ven envueltos el Duc de Richleau y sus amigos. Tras la épica aventura vivida derrotando a Mendes, van a alojarse a casa de los Eaton, ella (Sarah Lawson) sobrina de Richleau, un matrimonio con una hija que viven en una gran casa en el campo donde Richleau, Rex y la joven Tanith deciden descansar y recuperarse.

Hay que señalar que durante esos momentos de calma ocurre una fase de hipnotismo cara a cara entre Mocata y la señora Eaton, fase hipnótica que hemos visto en otras secuencias de la película, pero que no se comenta de forma extensa porque la hipnosis, el poder de la mente, no es una cosa satánica aunque Mocata obviamente use el poder mental que tiene para hacer el mal. Richleau también tiene ese poder y lo usa para curar a sus amigos. Hay que tener en cuenta que Mocata es un personaje que podría parecerse a Aleister Crowley, contemporáneo de Dennis Wheatley, que conocía a toda la flor y nata ocultista de su época.

El grupo en el círculo de protección Asustados en el círculo

Para nosotros lo importante aquí, ahora, es la evocación final de las huestes infernales, en donde el Duc de Richleau será pieza fundamental pues sin él nada podría hacerse, al ser un experto en ocultismo. Se ve en cierto modo que se toma su descanso para la ceremonia de protección, construyendo luego un círculo para defenderse de esas huestes infernales mandadas por Mocata, ya que supuestamente Mocata las evoca para que les ataquen, si el círculo fuera para evocar a esas fuerzas infernales o a lo que llaman infernales en este contexto tan cristiano, como ocurre en todas las películas de terror que se precie, sería como el círculo goético descrito por Levi, al menos, que sirve para practicar la magia negra, aunque en el cine las variantes son tantas como películas hay.

Construye el círculo de protección, enorme, perfectamente circular, un auténtico trabajo de chinos, aunque se obvian los detalles y se va directo al grano. Levi menciona que en magia negra las velas son de sebo humano, aquí obviamente, deben ser de cera. Dentro del círculo, además de Richleau, están Simon y el matrimonio Eaton, con Richard Eaton (Patrick Mower) escéptico, que no se toma en serio todo esto de círculos y magias, y puede tener cierta repercusión porque Mocata, de forma mental, lo puede manipular más fácilmente para romper la unión de ese círculo. Eaton aprenderá a las malas a creer, como suele ocurrir normalmente.

La araña

Aparece la araña sin nombre que no puede atacarles pues no puede traspasar el círculo, que esa es la intención de que se construya, como barrera para esos seres infernales. Y luego aparece la hija de los Eaton, en un truco espeluznante de las fuerzas malignas para hacer salir del círculo a los que están en él. Es una técnica que usualmente vemos en multitud de películas, de que el mal utilize identidades falsas para engañar y llevar a cabo sus propósitos.

Peggy

Luego, al ser derrocada la araña, llega el angel de la muerte, en una secuencia rocambolesca y de ninguna manera lograda, repitiendo la imagen en movimiento del angel de forma muy chapucera, para al final ver que es una simple calavera que hace reir, o enfadarse de lo mal hecha que está. Su atuendo es como un guerrero medieval, no quiero pensar que ese yelmo sea el de un cruzado. Nos encontramos de nuevo algún mal detalle de auténtica serie B, en una habitación elegante y espléndida y en una película que de forma general reconstruye bastante fielmente los procedimientos e imágenes ocultistas.

El angel de la muerte

Se le derrota echándole agua, como a la araña, y parecía que todo había terminado pero no. Tras la ceremonia vuelven al ataque ya que la hija desaparece y Simon, curado, va a buscarla. Para saber donde está Mocata vuelven al ritual. En este caso la intención es diferente ya que lo que se va a practicar es la llamada nigromancia es decir, la evocación de los muertos. Le preguntarán a Tanith, que ha muerto, dónde está Mocata y la joven hablará por mediación de la señora Eaton a la que Richleau a hipnotizado para que actúe de medium entre Tanith y ellos mismos.

Nigromancia

***

Tanith En el capítulo 13 del dogma del libro Dogma y ritual de la Alta magia Eliphas Levi habla de la Nigromancia. Para Levi, en la luz astral se encuentran las imágenes de las personas y de las cosas, y en esa luz es donde pueden evocarse las formas de los que no están en nuestro mundo y es por su medio como se verifican los misterios tan comprobados como reales de la nigromancia.

Según él, después de la muerte, el espíritu que animaba al hombre retorna al cielo (sic) y deja sobre la tierra y en la atmósfera dos cadáveres: uno terrestre y elemental y el otro aéreo y sideral, en otras palabras, el cadáver terrestre y el cadáver astral. El terrestre está visible e inerte, pero el cadáver astral es invisible y está animado aún por el movimiento universal del alma del mundo, pero destinado a morir lentamente absorvido por las potencias astrales que le produjeron.

El cadáver astral, invisible, no puede ser apercibido más que por las aplicaciones de la luz astral al translúcido (imaginación) (1) que comunica sus impresiones al sistema nervioso y afecta así al órgano de la vista hasta hacerse ver las formas que se han conservado y las palabras que están escritas en el libro de la luz vital.

Cuando el hombre ha vivido bien, el cadáver astral se evapora como una nube de incienso (sic) para subir hacia las regiones superiores. Pero si el hombre ha vivido en el crimen, su cadáver astral, que le retiene prisionero, busca todavía los objetos de sus prisiones y quiere reanudar la vida.

Levi sigue diciendo que estos son los cadáveres aéreos que evoca la nigromancia. Son larvas, substancias muertas o moribundas, que pueden hablar, pero nada más que con el tintineo de nuestros oídos percibido por el sacudimiento nervioso (explicado arriba, mediante el translúcido) y no razonan, ordinariamente, sino reflejándose en nuestros pensamientos o en nuestros sueños. (2)

Para ver estas extrañas formas es necesario colocarse en un estado excepcional que tiene algo del sueño y de la muerte, es decir, que es preciso magnetizar y llegar a una especie de sonambulismo lúcido y despierto.

***

Es lo que vemos en estas escenas: Richleau hipnotiza (magnetiza) a la señora Eaton para poderse comunicar con el cadáver astral de Tanith, y por su parte la concentración propia de Richleau tiene que llegar a unos niveles adecuados para poder conseguirlo. (3)

Para Levi no existen mundos invisibles sino sólo muchos grados de perfección en los órganos, que es la misma que sin duda debe tener Richleau. Aquí sólo oiremos la voz de Tanith, usando los pensamientos de la señora Eaton y hablando por su boca, no veremos su cuerpo astral ya que no es necesario al tener el cadáver delante, cosas del cine, no se puede pedir todo.

Pues bien, Richleau usa varios ingredientes para culminar de forma adecuada la evocación: sal, cabellos y sangre, no se sabe de qué o de quién pero puede que suya, y entonces Tanith habla mediante la señora Eaton, magnetizada por Richleau.

Mezclando ingredientes

Una vez descubierto donde está Mocata, sólo queda ir a buscarle, para ver como Mocata y sus fieles reciben su merecido de este grupo liderado por el aristócrata luchador del bien, y al que Christopher Lee interpreta de forma ejemplar, no se si es a propósito, pero le suele dar una apostura de gesto altivo muy apropiado, debe ser hecho a conciencia.

Mocata en el altar Incendio

Mocata pretende realizar una transferencia de almas entre la niña y Tanith. De nuevo, como cada vez que Mocata hace un ritual, suena de fondo la música de Drácula, siempre agradable de oir, y no hay mucho más que contar, las palabras rituales de Mocata son inventadas, Richleau se queda en blanco (?) y es Tanith mediante la señora Eaton quien derrota a Mocata usando palabras bíblicas. Menciona a Sefirot, muy recurrido en rituales "blancos", y todo termina con las típicas peleas y el típico incendio, producido por un inesperado rayo surgido quien sabe de dónde, en que mueren todos, también es el típico mensaje moralista subliminal en el que surge la cruz cristiana y ganan los buenos, con toda justicia, porque no se puede ir, como va Mocata, dañando y haciendo el mal por donde quiera que va.

La cruz

Notas aclaratorias:

(1) Según Eliphas Levi, a la imaginación los cabalistas la llaman translúcido o diáfano. La imaginación es los ojos del alma, siendo en ella donde se dibujan y conservan las formas y es por ella también por donde vemos los reflejos del mundo invisible y es el espejo de las visiones y el aparato de la vida mágica.

(2) En Levi el tema de la luz astral, como el del Baphomet o Cabra de Mendes, es vital. Levi se extiende bastante en su libro, plagado de detalles y datos, diciendo que la luz astral, que es el gran agente mágico de la Tierra, está saturada de imágenes o reflejos de toda especie que nuestra alma puede evocar y someter. Cuando dormimos, se nos presenta por sí mismo a nosotros y así es como se producen los sueños, aunque sueños incoherentes y vagos si no hay una voluntad dominante activa durante el sueño.

La voluntad dominante se refiere a la propia del individuo que duerme, por ello según Levi tenemos esos sueños que podríamos considerar raros o que no recordamos al no tener una fuerte voluntad para dominarlos, pero, aparte del hipnotismo, seguramente sea la técnica de usar la luz astral la que está usando Mocata para controlar a los acólitos satánicos, pues también sirve para controlar a los vivos, como líder de toda secta peligrosa, tanto a Simon y Tanith mientras duermen. Según Levi, los hechizos de la brujería son envenenamientos de una corriente de luz astral. Exaltan la voluntad por medio de ceremonias, hasta el punto de envenenar esa corriente a distancia.

(3) También es importante lo que dice Levi sobre esta cuestión: el magnetismo animal, no es otra cosa que un sueño artificial producido por la unión, sea voluntaria, sea forzada, de dos almas, una de las cuales dirige a la otra en la elección de reflejos para cambiar los sueños en ensueños y saber la verdad por medio de imágenes. Y continúa: el magnetismo entre dos es un maravilloso descubrimiento pero el magnetismo de uno sólo, es decir, el automagnetismo, volviéndose lúcido a voluntad, y dirigiéndose a sí mismo, es la perfección del arte mágico. Es la técnica que usa Richleau.


Bibliografía:
Eliphas Levi, Dogma y ritual de la Alta magia, Editorial Humanitas, 2004.
Eliphas Levi, Los misterios de la Kabbala, Editorial Humanitas, 2007.
Eliphas Levi, Historia de la Magia, Editorial Humanitas, 2008.
W. Wynn Westcott, Introducción al estudio de la Kabbalah, Luis Carcamo Editor, 1981.

Copyright


Creado el 12 abril, 2014.