PELÍCULAS


Criaturas asesinas (Spiders II: Breeding Ground) 2001

Un matrimonio (Greg Cromer y Stephanie Niznik) que viajan en un yate naufraga y es recogido por un barco mercante. Son bien recibidos, un doctor cura la herida de Jason y son alojados cómodamente, pero Jason comenzará a sospechar de que algo extraño está pasando.

En el barco hay un doctor algo misterioso (Richard Moll), y toda la tripulación parece ocultar algo y ser poco de fiar. La excepción parece que es el capitán (Daniel Quinn), que comienza a intimar con Alexandra y esta, embelesada por su nueva amistad, no quiere oir las advertencias de su marido, que comienza a ver peligros por todos lados y su estado de salud va de mal en peor, puede que sea por las curas que le hace el doctor.

Una noche sueña con una araña gigantesca pero lo toma como una pesadilla.

Criaturas asesinas

Criaturas asesinas es una serie B de terror algo descabellada, con un barco mercante cargado de arañas gracias a que un científico loco las procrea con seres humanos, y una tripulacion cómplice de todo. Las víctimas humanas, hombres y mujeres, son depositarias de los huevos de las arañas, son personas raptadas de barcos en alta mar, y luego las mantienen en hibernación hasta que dan a luz a una araña, que destroza los cuerpos humanos al salir.

El doctor loco no es otro que Richard Moll, actor que ya se ha visto en más de una ocasión en estos berenjenales de serie B, desde la espada y brujería de Cromwell, el rey de los bárbaros (1982) donde interpretaba a un hechicero demonio, en El amo del calabozo (1984) era demonio o bien un soldado fantasma en House, una casa alucinante (1986). No obstante, Richard Moll le debe su fama al papel de agualcil en la serie cómica de televisión Juzgado de guardia (1984–1992), de rotundo éxito. Participa también en la disparatada Ghost Shark (Tiburón fantasma) (2013) en un argumento imposible de un tiburón fantasma.

Criaturas asesinas

El dúo protagonista de Criaturas asesinas lo hace bien: Greg Cromer se parece algo a John Savage, lo que le puede beneficiar, aunque a veces resulte algo soseras. Su mujer en pantalla, Stephanie Niznik, cumple también bien y como suele pasar estas amas de casa parecen Terminator, más que el hombre.

El resultado general de Criaturas asesinas es mejor de lo que podría parecer, aunque el barco mercante en alta mar es una infografía como la mayoría de las arañas que salen, hay también arañas animatronics enormes y el desarrollo de la historia logra ser emocionante, a veces funcionando como una buena historia de misterio donde se debe descubrir el peligro oculto; en otras ocasiones es un desatino (el final es el mayor ejemplo de ello) algo casi imposible de evitar cuando han de verse monstruos atacando a los protagonistas, pero el resultado completo logra llegar a la media, por lo bien medido que está el tiempo de las apariciones de las arañas, junto al desarrollo del descubrimiento del misterio que envuelve a ese barco mercante, que es donde transcurre toda la acción. Como su título en inglés indica, es segunda parte, de Spiders (2000), esa vez dirigida por Gary Jones.

Criaturas asesinas

Criaturas asesinas parece tener alguna influencia de Alien: el octavo pasajero (1979) de Ridley Scott, sobre todo nos lo recuerda, además del nacimiento brutal de las arañas saliendo del cuerpo humano (seguramente del estómago humano donde se incuban los huevos), la huida de Alexandra por los pasillos del barco mercante o por los tuneles de ventilación, que salvando las distancias, evocan pasillos y conductos de la nave Nostromo de Alien, y seguramente no sea casualidad. Igualmente, las cabinas de hibernación son tan "espaciales" que parecen sacados de una nave espacial.

El director, Sam Firstenberg, se dedica a películas de acción y artes marciales y ninjas, muy conocidas las protagonizadas por Michael Dudikoff El guerrero americano (1985) y El guerrero americano II (1987).

DVD

Duración aproximada: 96 minutos.