PELÍCULAS


Destino Espacial: Venus (Der schweigende Stern) 1960

Unos científicos descubren que un cilindro tiene un mensaje venusiano y se manda una nave tripulada al planeta Venus. Cuando llegan allí descubren una conspiración venusiana para conquistar la Tierra y ellos deberán de pararla, pero no hay rastros de los venusianos.

Destino Espacial: Venus Destino Espacial: Venus

Esta es una versión norteamericana de una coproducción Alemania del Este y Polonia de DEFA, dirigida por Kurt Maetzig, adaptación de la novela Los astronautas del escritor polaco Stanislaw Lem, escritor cuya novela más conocida seguramente sea la celebrada Solaris que ha tenido varias adaptaciones, entre ellas la del director ruso Andrei Tarkovsky en 1972. Esta versión como se ha dicho es la versión norteamericana retocada por Crown International para distribuirla en EE.UU. y lógicamente en idioma inglés, con el título de 'First Spaceship on Venus'. La versión original en alemán está perdida.

En la época del telón de acero que dividía Europa en plena Guerra fría, producciones como esta que nos ocupa sufrían estos retoques de la industria cinematográfica, de otra manera en general no hubiera sido posible haberlas visto en esta parte del muro. Los astronautas hablan por tanto en inglés, se incorpora un astronauta norteamericano que en la versión original es de Alemania del Este, y por lo visto, hay unos 30 minutos cortados. Pero no parece afectarle en absoluto estos cambios porque la película parece estar por encima de cualquier otra película contemporánea, tiene un ritmo trepidante, estupendas recreaciones planetarias, y transmite un mensaje de paz y armonía entre todos los seres humanos, y una advertencia, además, del peligro que conllevan las armas nucleares.

La escenografía venusiana y toda la historia bebe del más puro pulp, ayudados por una fotografía de intensos colores. Tiene momentos buenos y otros de aporte científico, interesantes bases lunares y tiene una buena recreación de la Luna para una época en que aún no se había pisado nuestro satélite.

También tiene diseños espaciales y robóticos inteligentes. En fin, es casi todo, no todo, muy exacto, junto con el pulp más aventurero y también por qué no, más bonito visualmente. Los efectos especiales son tan buenos sin necesidad de ordenadores que uno se pregunta por qué hacen falta ahora los CGI para todo. El reparto es muy internacional aunque quizás algo desconocido, pero son profesionales y competentes. Junto a alemanes y polacos, encontramos también a la japonesa Yôko Tani que representa a Japón, un tal Julius Ongewe que representa al enviado africano, y Hua-Ta Tang representando a China, ambos en su única película.

Las aventuras en el planeta Venus fueron también protagonistas en 'El planeta de las tormentas' (1962), una producción soviética dirigida por Pavel Klushantsev. La película norteamericana Viaje al planeta prehistórico (1965) de Curtis Harrington es una reestructuración de la película de Klushantsev realizada por Roger Corman para el mercado norteamericano y por extensión, al internacional, con protagonistas norteamericanos que rodaron nuevas escenas, Basil Rathbone y Faith Domergue.

Roger Corman volvió a utilizar 'El planeta de las tormentas' junto a la también soviética 'Batalla más allá del sol' (1959) de Mikhail Karzhukov y Aleksandr Kozyr (en una aventura en Marte con algunas escenas nuevas dirigidas por un jovencito Francis Ford Coppola) para hacer la secuela de 'Viaje al planeta prehistórico' (1965) llamada 'Viaje al planeta de las mujeres prehistóricas' (1968) con Peter Bogdanovich, bajo el pseudónimo de Derek Thomas, y dirigiendo algunas escenas nuevas como la de las mujeres venusianas, se remontó las dos películas rusas mencionadas para formar otra aventura en Venus destinada al mercado norteamericano. Duración aproximada: 93 minutos.