HAMMER FILMS


Películas

Drácula, príncipe de las Tinieblas (Dracula Prince of Darkness) 1966

"Después de un reinado de absoluto terror que duró más de un siglo, el Rey de los No Muertos fue finalmente conducido a su tumba en los altos Montes Cárpatos. A través de los tiempos, muchos habían intentado destruirlo, pero todos habían fracasado. Al fin llegó un enviado con los suficientes conocimientos de las artimañas del Imperio del Mal, como para provocar su última y definitiva destrucción. Esta fue su creencia. Miles de personas habían sido esclavizadas al obsceno culto del mal. Pero ahora, la fuente en donde todo se originaba pereció... Sólo permaneció el recuerdo... El recuerdo de la más terrible y malvada criatura que jamás hubiese dejado huella en la civilización".

Narración del inicio de la película realizada por Andrew Keir (en la versión VHS).

Drácula, príncipe de las Tinieblas

Cuatro viajeros llegan a Transilvania. En la taberna donde descansan, descubren que existe un castillo, el castillo del conde Drácula, que no viene en los mapas. Dudando de creérselo o no, aparece el padre Sandor, un fraile, que les dice que deben creérselo, que el castillo existe. Además, Sandor le critica a los lugareños su espíritu débil y temeroso.

Continuando su viaje, llegan a un cruce de caminos. Como se está haciendo de noche, el cochero dice que no avanza más y que debe retroceder. Los viajeros le recriminan esa actitud, y el cochero golpea a uno de ellos. Seguidamente, se sube al coche y se aleja, no sin advertirle antes que volverá al día siguiente para recogerlos. Los viajeros no saben qué hacer.

Deciden pasar la noche en una choza abandonada, cuando oyen el sonido de un coche de caballos que se acerca. Creyendo que es el cochero que vuelve, se acercan, pero el coche de caballos es otro, y ademas, no lo está conduciendo nadie. Se montan en él, pero los caballos no siguen las indicaciones, y les lleva al castillo del conde Drácula.

Una vez en el castillo ven con sorpresa que su equipaje está colocado en las habitaciones, y la mesa lista. Aparece un viejo criado, Klove, que les dice que el castillo pertenece al conde Drácula que ha muerto, y que dispuso en su testamento que el castillo sirviera como posada para los viajeros. Aunque sorprendidos, se sientan a comer. Luego, se van a sus habitaciones a dormir. Pero no saben lo que está preparando el viejo Klove...

Drácula, príncipe de las Tinieblas

Producida por Hammer Films, Drácula, príncipe de las Tinieblas, fue la secuela oficial de Drácula 1958 también de Terence Fisher, como muy bien se refleja al inicio de la película rememorando los últimos instantes de la primera, se introduce al espectador en una nueva saga del conde.

La resurrección de Drácula es quizás la más llamativa de la saga: el cadaver colgado sobre el ataúd, o sarcófago de piedra, mientras su sangre cae sobre las cenizas de Drácula depositadas en el fondo del ataúd, hecho que hace que resucite Drácula de nuevo. La censura intervino en esta parte. Según parece, originariamente el cuerpo colgado boca abajo sobre el ataúd debía haber sido decapitado, pero luego, debido a la censura británica, se cambió por un simple corte en la garganta hecho por el criado Klove. Otra parte espectacular sin duda es la muerte de Helen, tras convertirse en vampira, a manos del Padre Sandor. Son momentos de tensión muy conseguidos.

La curiosidad de la película es que Drácula no habla para nada. Solamente se escuchan sus guturales sonidos, más acentuados cuando se ve atrapado en el río congelado. Sobre esto, circulan varias historias: según la publicidad oficial de la productora, el motivo fue para hacer más siniestra la figura de Drácula; según el mismo Christopher Lee, el guión que le ofrecieron era tan malo, que prefirió no emitir un sólo sonido en toda la película; y según otra, fue un castigo hacia Lee por parte del guionista John Sansom por no haber interpretado al conde para la Hammer durante 8 años. Lo que es indudable, es que el alarido final bien pudiera haber servido como desahogo.

DVD

Director: Terence Fisher. Intérpretes: Christopher Lee (Dracula), Barbara Shelley (Helen Kent), Andrew Keir (Father Sandor), Francis Matthews (Charles Kent), Suzan Farmer (Diana Kent), Charles 'Bud' Tingwell (Alan Kent), Thorley Walters (Ludwig). Duración aproximada: 90 minutos