PELÍCULAS


El fantasma de la Opera (The Phantom of the Opera) 1925

En la Opera de París hay una leyenda que dice que un fantasma habita en el edificio. El fantasma no es otro que Erik, que vive en los subterráneos del edificio. Una joven cantante, Christine Daae, está empezando su carrera en la Opera, y Erik, enamorado de ella, hará todo lo que pueda para que logre triunfar.

Mientras que los trabajadores del edificio están aterrorizados por la existencia del fantasma, que se ha mostrado como un ser cruel y asesino, Christine empieza a ser famosa como cantante de Opera. Además, suele oir la voz de un desconocido que proviene de algún lugar del edificio que le afirma que llegará a ser más famosa aún, siempre que confíe en él. No es otro que Erik, que oculta su rostro tras una máscara y al cual Christine conocerá pronto, aunque no es lo que se esperaba.

Producida por Carl Laemmle para Universal Pictures, la película se basó en la novela de Gaston Leroux de mismo título escrita en 1908. El guión lo realizó Elliot J. Clawson junto con Frank M. McCormack y Raymond Clor. Dirigida por Rupert Julian, director usual de cine mudo que con la llegada del sonoro años después desaparecería de la escena cinematográfica, y protagonizada por "El hombre de las mil caras", Lon Chaney, que tras esta película se encumbró como la gran estrella del cine de terror y fantástico que era.

Curiosamente, esta película que lanzó al estrellato a Lon Chaney, tambien significaría un doloroso recuerdo: durante su rodaje, falleció su padre. Lon Chaney asombró a todos como un maestro en el maquillaje. Para conseguir el rostro de horror de Erik, Lon Chaney cambió la forma de su nariz con alambres que se introducía por la nariz y los pómulos. También ayudó a conseguir una ilusión de terror más poderosa del rostro deforme de Erik gracias a un uso acertado de sombras y matices en el mismo, como afirmó el mismo Lon Chaney.

Algunas escenas se rodaron en technicolor bricomado, como el baile de máscaras, que fue dirigido por el propio Lon Chaney; la escena en el tejado del edificio de la Opera se viró en azul y la capa de Lon Chaney se pintó a mano en cada fotograma. La escena del baile de máscaras está inspirada en el relato de Edgar Allan Poe "La máscara de la muerte roja" al nombrarse el caballero disfrazado de muerte como "La muerte roja".

Durante el rodaje, y sobre todo a partir de la muerte del padre de Lon Chaney, la relación entre el actor y el director Rupert Julian fue a peor. Según los testigos, hasta la finalización del rodaje se comunicaban entre ellos a traves del camarógrafo Charles Banengler, que iba trasmitiendo los mensajes de cada uno al otro. Rupert Julian, además, fue sustituido antes de finalizar el rodaje por Edward Sedgwick que rodaría la espectacular persecución final de Erik por las calles hasta el río Sena.

El rodaje se realizó totalmente en estudio, duró 4 meses y costó un millón de dólares. Sin embargo, sufrió cambios en su desarrollo, incluyéndose escenas nuevas, tras diferentes estrenos de la misma. El primer estreno fue el 20 de enero de 1925 en Hollywood, pero recibió una reacción negativa del público. Carl Laemmle, el mandamás de Universal, interrumpió las exhibiciones para añadir nuevas escenas como el prólogo de ballet, una fiesta en el jardín y un duelo a pistola. Se volvió a estrenar el 26 de abril del mismo año en el Curran Theatre de San Francisco. Sin embargo, tampoco gustó este nuevo metraje.

Se añadió entonces una tercera versión donde se incluyó la espectacular persecución por las calles dirigida por Edward Sedgwick y algunas escenas humorísticas junto a nuevos carteles explicativos. A Carl Laemmle siguió sin gustarle y se volvió a remontar el material rodado.

El 6 de septiembre de 1925 tuvo lugar el nuevo estreno oficial en Nueva York con una duración de dos horas, donde esta vez sí consiguió satisfacer al público. En 1929 sufrió otros cambios debido a la aparición del cine sonoro unos pocos años antes y se rodaron escenas dialogadas, se añadieron música, canciones, arias de ópera, sonido y efectos especiales.

Los años no han pasado en balde para esta producción. Aun considerándose una pieza esencial en el cine de terror, actualmente se pierde bastante ese sentido del horror, pero se gana en romanticismo y como suele ser habitual en las películas que nos vienen de esa época, en fascinación. Sin embargo, los textos escritos son verdaderamente simplones y muy impregnado de tópicos para hacer de la obra una mayor tragedia romántica.

DVD

Director: Rupert Julian. Intérpretes: Lon Chaney (Erik, The Phantom), Mary Philbin (Christine Daae), Norman Kerry (Vicomte Raoul de Chagny), Arthur Edmund Carewe (Ledoux), Gibson Gowland (Simon Buquet). Duración aproximada: 74 minutos.

Película completa con subtítulos en español


Creado el 18 noviembre, 2010.