BORIS KARLOFF


El resucitado (The Ghoul) 1933

El profesor Henry Morlant, egiptólogo, ha comprado la luz eterna, una joya antiquísima de Egipto. Moribundo, cree que la luz eterna y Anubis le harán inmortal. Le pide a su sirviente que le entierre con ella, pero al morir, el sirviente se la roba.

Producción británica de Gaumont protagonizada por Boris Karloff, que en ese momento de su carrera tenía problemas de contrato con la Universal, 'El resucitado' es la primera producción de terror que se hizo en Gran Bretaña. Además Karloff, de origen inglés, volvía a su tierra tras muchos años fuera, lo que pudo ser una motivación más para el actor. Se estrenó en agosto de 1933, pero fue considerado un film perdido hasta que se encontró una copia en la antigua Checoslovaquia en 1969.

Boris Karloff y Ernest Thesiger en El resucitado Dorothy Hyson en El resucitado

Como muchas películas perdidas, 'El resucitado' alcanzó un status de "culto". Los que anticiparon que podría ser una obra maestra, tuvieron que claudicar cuando la copia apareció y se pudo ver una vez restaurada.

Con un estilo semejante a 'El caserón de las sombras' (1932) de James Whale y también con Boris Karloff, no era la obra maestra que se anticipaba, ni siquiera era buena película. Efectivamente, no se consigue un buen resultado. El rostro de Boris Karloff está tras un maquillaje a todas luces equivocado, con unos diálogos exageradamente dramatizados y un exceso de pantomima, que lo convierten en un ser patético que roza el ridículo. Hay momentos pomposos como su entierro bajo la música de Wagner, nada más y nada menos que la 'Marcha fúnebre de Sigfrido', de la que no se entiende mucho su inclusión ya que el profesor es egiptólogo, no germanista.

El resucitado

Comienzan a surgir los demás integrantes de la historia, como dos herederos, un falso sacerdote, el administrador, un árabe, y el sirviente. Todos desean su parte del pastel, unos la herencia y otros esa joya que da la inmortalidad, y que vale una fortuna.

El sirviente es interpretado por Ernest Thesiger, que sería años después el doctor Pretorious en 'La novia de Frankenstein', junto a Boris Karloff de nuevo. Thesiger hace una de las interpretaciones más destacables de la película, cuando deambula como un loco, hablando a solas con el temor de que su amo resurga de la tumba en el que está enterrado y le mate por haberle robado la joya.

Seguramente lo más interesante del resucitado sea la influencia de 'La momia', protagonizada por el mismo Karloff un año antes. La creencia de Morlant en la antigua religión egipcia no es distinta a la de Ardath Bey y otros personajes en la momia. La tumba es una recreación egipcia muy bien mostrada.

El maquillaje de Karloff, creado por Heinrich Heitfeld, empleado de los estudios UFA de Berlín, tiene parecido con el de Ardath Bey, aunque en este caso no consigue crear la imagen maestra que creó Jack Pierce en la de la Universal. También existe la influencia de 'El doctor Frankenstein' en ciertos momentos cuando Morlant ataca a Betty en el dormitorio. En general, la actitud de Boris Karloff resucitado no es muy diferente a la de su criatura.

Director: T. Hayes Hunter. Intérpretes: Boris Karloff (Prof. Henry Morlant), Cedric Hardwicke (Broughton), Ernest Thesiger (Laing), Dorothy Hyson (Betty Harlon), Anthony Bushell (Ralph Morlant). Duración aproximada: 77 minutos.


Creado el 26 septiembre, 2011.