PELÍCULAS


El señor de las bestias 3. El ojo de Braxus (Beastmaster III: The Eye of Braxus) 1996

Dar (Marc Singer), el señor de las bestias, junto a sus animales, salva a a unos colonos del ataque de unos ladrones. Van huyendo de Lord Agon (David Warner) un hechicero que busca un amuleto, el ojo de Braxus, para tener juventud eterna. Los colonos le dicen a Dar que van en busca del rey Tal (Casper Van Dien) para que les ayude. Tal es el hermano de Dar, así que este va gustoso a acompañarles a ver a su hermano.

El señor de las bestias 3. El ojo de Braxus

Una vez en su presencia Tal se ofrece a ayudarles y Dar prosigue su camino, pero más tarde el poblado del rey es atacado por los esbirros de Lord Agon y Tal hecho prisionero. Seth (Tony Todd) el consejero del rey se ha salvado y junto a Dar van a rescatar a Tal. En la prisión de Lord Agon, Tal es torturado. En su camino Dar, Seth y los animales conocen a Shada (Sandra Hess) que resulta ser una esbirra de Lord Agon y les traiciona dejándoles a merced de una tribu salvaje. Cuando Dar y Seth logran escapar, van a las puertas de la ciudad de Lord Agon. Allí Seth se reencuentra con Morgana (Lesley-Anne Down) una bruja que se une a ellos para derrotar a Lord Agon.

Telefilme dirigido por Gabrielle Beaumont [...¡O una maldición del infierno! (1980)] que cierra la trilogía del señor de las bestias que comenzó en 1982 con 'El señor de las bestias' (1982) de Don Coscarelli, y siguió con 'El señor de las bestias 2: La puerta del tiempo' (1991) de Sylvio Tabet. En todas ellas junto al señor de las bestias, bien Marc Singer, vemos a los animales que le acompañan en sus aventuras, en el caso que nos ocupa: dos hurones, un león (en las dos versiones anteriores era un tigre) y el halcón.

Barata, escenarios naturales, destaca sobre todo el reparto, un grupo de buenos actores algunos de mucho renombre, el caso de David Warner, gran actor inglés y su compatriota Lesley-Anne Down, toda una estrella que junto a Warner se convierten en profesionales de la magia (quizás debido a su origen inglés, tierras de una amplia cultura fantasmagórica): Warner el hechicero cruel, que envejece y que necesita la energía vital de todos los jóvenes de su reino; Lesley-Anne Down es una bruja graciosa y simpática y ambos están muy bien en su papel. Por cierto, esta Morgana sin relación alguna con la bruja Morgana del Rey Arturo, pero surge de nuevo el origen inglés de Lesley-Anne Down para, a lo mejor, llamarla así.

El señor de las bestias 3. El ojo de Braxus

Junto a ellos, un Casper Van Dien con peluca rubia pre 'Starship Troopers' (1997), seguramente su película más famosa, y Tony Todd [trilogía Candyman] como todos de lo más raro verlo aquí pero en el papel. Como se ha dicho, se nota bastante el bajo presupuesto de la producción pero en general entretiene y los actores se meten en el papel, los efectos especiales cumplen y las magias y hechicerías son bastante intensas, y algunas divertidas, lo que es bueno para darle un poco de vida a la historia y que no sea sólo peleas.

El dios Braxus se parece enormemente a Bowser, el monstruo de los videojuegos de Mario Bros., lo que no es un punto a su favor, pero puede pasar ya que el nivel de todo es de la serie B, lo que no es malo, pero no se puede hacer más. Y se recupera las visiones aéreas del halcón, que se echaba de menos en la segunda parte. Duración aproximada: 92 minutos.