PELÍCULAS


La tumba del vampiro (Grave of the Vampire) 1972

James Eastman (William Smith) es un joven criado por una madre que fue víctima de la violación de un vampiro. El niño ha sido criado con sangre, y ya mayor, busca a su padre para matarle, lo que le hace entrar en contacto con un ocultista que da clases.

La tumba del vampiro

John Hayes [El último día del mundo (1977)] dirige bien esta película de vampiros, que resulta ser una película bastante lograda y con tenebrismo y horror. Protagoniza William Smith, actor que sin duda le debe su fama no a esta película, sino a su papel del malvado Falconetti en una exitosa serie de televisión norteamericana, llamada Hombre rico, hombre pobre (1976). Serie en la cual encontrábamos a Nick Nolte, cuyo papel de joven con problemas (el pobre) le dio a conocer en todo el mundo aunque había hecho ya algunas películas, y Peter Strauss, su hermano en pantalla (el rico) y que fue el más adorado de las mujeres en ese momento. Curiosamente en la vida real los papeles se intercambiaron y sin duda la carrera de actor de Nick Nolte ha sido más exitosa y popular que la de Peter Strauss.

La tumba del vampiro

En cuanto a William Smith, su papel del delincuente Falconetti fue realmente el único papel que hizo que se le reconociera internacionalmente. Siguió su carrera pero sin duda sin el éxito conseguido en la serie. En la película que nos ocupa, hace de hijo de vampiro pero sin cometer el vampirismo, y su origen vampírico no se muestra en su vida más allá de su crianza materna y el caracter taciturno y retraído. En cuanto a su padre en pantalla, Michael Pataki, conde Drácula en 'El perro de Satán' (1978) de Albert Band, se muestra como un vampiro terrible que hace que esta película tenga bastante calidad y valga algo. Por tanto es una buena película de vampiro, hay partes brutales y valientes mostrando el horror adecuado, y en general cumple muy bien. Duración aproximada: 95 minutos.