La vida privada de Sherlock Holmes (The Private Life of Sherlock Holmes) 1970

Sherlock Holmes (Robert Stephens) y el doctor Watson (Colin Blakely) ayudan a una joven (Geneviève Page) que ha sido salvada de morir en el Támesis. Ella busca a su marido, que es ingeniero, y la búsqueda les lleva al Lago Ness, en Escocia. Allí verán al monstruo y también se encontrarán con Mycroft (Christopher Lee), hermano de Holmes, que es miembro del club Diógenes y que en secreto trabaja para el gobierno.

La vida privada de Sherlock Holmes

El director norteamericano Billy Wilder dirige bien este pastiche sobre la figura del famoso detective creado por el escritor Arthur Conan Doyle. Se recrea muy bien la época victoriana, los decorados y atrezzos son excelentes y los exteriores son espléndidos situados en las mismas tierras donde sucede la acción lo que le da una verisimilitud impagable. Puede ser la primera que desmitifica en algo la figura de Sherlock Holmes, lo que no me parece válido pues si un personaje es creado tal cual ¿por qué intentar desmitificarlo? El consumo de cocaína por Sherlock, aunque se mencione en algún relato, es meramente un apunte en las historias del doctor Watson y aquí se puede hacer protagonista más de una vez; las críticas a las vestimentas por boca del propio Sherlock Holmes, que critica su propia forma de vestir, se ha convertido en algo tan usual con el tiempo que sigo sin entenderlo porque nunca se menciona en ningún relato, y si a alguien no le gusta que no lo vea porque no se puede pretender recrear a un personaje, pero cambiando lo que a uno no le gusta, porque además son críticas sin fundamento (1). Es decir, se coge lo peor para darle más importancia de lo que tiene, cuando son simplemente hechos anecdóticos en la vida de alguien cuya verdadera obsesión era poder usar su prodigioso cerebro en casos interesantes que precisamente le hicieran perfeccionar aún más su don deductivo.

El reparto cumple. Robert Stephens no me parece el mejor Sherlock, es algo soseras y anodino, en mi opinión los hay mejores, Peter Cushing por ejemplo lo hizo muy bien, pero aún así Stephens cumple. Junto a él Colin Blakely es Watson y Watson es un personaje que en general siempre ha sido bien llevado por todos los actores que lo han interpretado, menos actualmente (ver nota). En cambio la relación entre detective y amigo me sigue pareciendo que se toman más libertades de la cuenta, porque la caballerosidad victoriana entre estos dos no da lugar a ciertas cosas ni desmadres. En este caso puede haber algo de parodia, propia de Billy Wilder, pero siempre me ha parecido una película bastante seria y no me parece paródica en absoluto. Es como digo, otras de esas libertades sobre el personaje que no me convencen. Este que escribe es fiel al canon holmesiano, a lo creado por Arthur Conan Doyle, no a los pastiches, y fiel al auténtico Sherlock Holmes, y no es partidario de las libertades que se toman en el caso de este gran detective y su personalidad literaria.

La vida privada de Sherlock Holmes

Pero a pesar de todo es una muy buena película, con emoción y tiene un excelente sentido de la melancolía y sobre todo lo dicho, retrata espléndidamente el mundo victoriano y con personajes extraños que a veces surgían de los relatos del detective, en este caso unos enanos y unos frailes. Sin olvidar al monstruo del Lago Ness lo que siempre es un punto a favor. Pero Sherlock es el canon holmesiano. Duración aproximada: 120 minutos.


Nota (1): aun así, el proceso de desmitificación de esta película de Wilder es una anécdota comparado con lo que está sucediendo actualmente con dos series de televisión, igualmente pastiches, sobre Sherlock Holmes y el doctor Watson, y las dos a cada cual más desmitificadora de la figura de Sherlock Holmes: en Elementary (2012-) se sitúa al detective en la época contemporánea, donde Sherlock es un ex-alcohólico tarado pero inteligente, con más de lo debido con un aspecto y actitudes de puro imbécil intencionado. Jonny Lee Miller lo hará bien interpretándolo pero no es este Sherlock Holmes. Junto a él le ponen una compañera femenina como una doctora Watson, la china Lucy Liu. Sin palabras y sin sentido. La otra serie es algo menos radical, pero también situada en la época contemporánea, Sherlock (2010-) donde Sherlock Holmes usa la tecnología actual de moviles e internet a tutiplén. Benedict Cumberbatch es Sherlock, se le aplica lo mismo que a Jonny Lee Miller, lo hará bien en su papel pero no es el personaje de Sherlock Holmes e incluso no me parece un actor propio para el personaje. Esta serie hizo también un episodio en forma de largometraje y situado, esta vez sí, en la época victoriana, que me parece infumable.

La vida privada de Sherlock Holmes

El Sherlock Holmes creado por Arthur Conan Doyle era un caballero inglés de la más pura tradición inglesa; inteligente con la cabeza en su sitio, y una personalidad en absoluto retorcida, quizás por momentos algo juvenil, lo que implica también cierto aspecto bromista; recto, educado y cortés pero duro con quien se lo merece y a veces condescendiente con algún delincuente. Aficiones tocar el violín y criar abejas. Los creadores de estas dos nuevas series son mediocres que no saben crear un personaje nuevo y se apropian de uno excelente para convertirlo en otra cosa, y seguramente con la excusa de que son fans. Increíble. Y son series con éxito, que conste, pero es que hoy en día triunfa esto, historias donde el protagonista no puede ser un caballero inteligente sino un tarado listo con un vicio o un hijo de puta y qué se yo más. En fin, así nos va.

Hay otra revisión de Sherlock Holmes, esta vez en los cines, interpretado por Robert Downey Jr. en dos películas, y me parece que se anuncia una tercera. Aunque no me entusiasman en absoluto, al ser otro pastiche, y me siguen pareciendo que tienen más tonterías de lo pausible, en cambio se sitúa en la época victoriana, pero Robert Downey Jr. parece más un colega de borracheras y Jude Law, que hace del doctor Watson, no logra ocultar sus remilgos habituales de cursi petimetre, lo que sin duda no era el auténtico Watson. Prescindibles, pero claro, tienen éxito. ¿Por qué? Porque seguramente el público actual desconozca al auténtico Sherlock Holmes y sobre todo porque, lógicamente, se realizan con la técnica cinematográfica habitual hoy en día para el, ojo, cine comercial.

Las historias que escribió Conan Doyle estaban muy alejadas de ser historias trepidantes, eran en cambio unas historias misteriosas con atmósfera que para el cine comercial de hoy en día seguramente sean incompatibles con un éxito de taquilla. La técnica cinematográfica del cine comercial actual impide la contemplación, porque este cine comercial de ahora se basa en un montaje demencial con imágenes aceleradas y normalmente con una acción trepidante y contínua y muchos efectos sonoros de disparos y de fuu fii chumm, que no encaja con Sherlock Holmes y sus casos misteriosos. Por ello ocurren estas incongruencias, esta descomposición de un personaje tan definido como Sherlock Holmes en fantoches vulgares con una personalidad moderna sin atractivos con pensamientos del siglo XXI. No funciona.


DVD


DVD MGM/Fox. Formato: 16/9 2.35:1. Sonido: inglés Dolby Digital 2.0 mono. Versión original con subtítulos pero no tiene el idioma castellano; versión doblada al castellano. Como se ha dicho es increíble que tiene subtítulos en inglés, en francés, italiano incluso en turco y no viene el castellano. El doblaje es el original, afortunadamente, porque tiene bastante personalidad que le aporta mucho romanticismo y es bueno. Si no se quiere ver así, el mal menor es verlo en versión original con subtítulos en inglés, si se sabe leer inglés. Si sabes noruego, que los incluye también, pues mejor. O sueco. De todo menos el castellano.

En cuanto a la restauración, se ve bien sin problemas, la fotografía de la película por sí misma con ese filtro que le da aspecto a todo de duerme vela le da mucha personalidad y es algo intrínseco a como se hizo, por lo tanto perfecto así. El sonido, original y doblaje se mantienen bien pero pienso algo bajo de volumen, es muchas veces habitual en los dvd. El formato de video es el original así como el sonido mono, así que bien también. No tiene extras y la navegación es por iconos que puede ser algo confuso.

Menú

Menú

Imágenes

La vida privada de Sherlock Holmes La vida privada de Sherlock Holmes La vida privada de Sherlock Holmes La vida privada de Sherlock Holmes