Los profanadores de tumbas (The Gravedancers) 2006

Tras el entierro de un amigo, tres amigos van al cementerio de noche y se emborrachan. Uno de ellos descubre una tarjeta en una tumba y la lee ante sus dos amigos y luego se ponen a bailar sobre unas tumbas. Cuando vuelven a sus casas, parece que se han llevado también algunos fantasmas, pues todos comienzan a padecer poltergeists y apariciones que los lleva a una pareja de cazafantasmas para ver si pueden ayudarles.

'Los profanadores de tumbas' es una producción norteamericana de fantasmas y con mucha acción, por momentos trepidante. Estos no son fantasmas de apariciones inocuas, que aparecen y se van, estan aquí para matar a a alguien, entes realmente malignos deseosos de sangre y sexo, y que no se paran ante nada. Los tres amigos al bailar en el cementerio bailaron cada uno sobre tres tumbas distintas, tumbas apartadas del resto porque eran consideradas de asesinos e indeseables, y los espíritus de esos cadáveres son los que se les aparece y persigue: uno bailó sobre la tumba de un niño pirómano que incendió su casa y mató a su familia; el otro sobre la tumba de una maestra despechada que mató a su amante y a su mujer; y por último, la otra tumba era de un juez sadomasoquista que torturaba a las víctimas que tenía prisioneras en su sótano.

La historia está muy bien desarrollada y lo más importante, los fantasmas, también están bien mostrados y bien realizados. Es una conjunción de efectos infográficos y actores que casan bien. Comienza todo como un poltergeist (música de piano que suena en la noche, una puerta que se abre sola o unas marcas de fuego en el suelo) y da la impresión de que será mas o menos así durante toda la duración, pero en el momento en que los jóvenes conocen a esos cazafantasmas, la acción aumenta considerablemente y esos fantasmas cobran casi vida y mantiene su presencia hasta el final.

El quinteto protagonista las pasa canutas intentando deshacerse de esos fantasmas. Todos actores conocidos, más o menos, de la televisión y el cine, sobre todo creo que junto al francés Tchéky Karyo, aquí uno de los cazafantasmas que fue Nostradamus en 'Nostradamus de Roger Christian' (1994), el otro con cierta fama sería Dominic Purcell ['Cocodrilo - Un asesino en serie' (2007)], muy famoso por su papel en la serie de televisión 'Prison Break' (2005–2009). Un actor más bien del cine de acción, pero aquí acción encuentra sin duda. Josie Maran fue Marishka en 'Van Helsing' (2004).

Vale que resulta difícil de creer que por bailar en unas tumbas se lleve uno los espíritus de los que están en esas tumbas, pero cuantas supersticiones hay que la gente tiende a creerselas. Que sería del cine fantástico sin ellas. Al principio, uno de los fantasmas que sale parece que tendrá bastantes influencias orientales, ya se sabe, una especie de Sadako reconvertida. Es un espejismo afortunadamente, aunque sí creo que se nota en cierta forma alguna influencia oriental. Es lo de siempre, una estética puede ser confundida con otra ya vista, pero el cine fantástico se nutre de estilos que se convierten en arquetipos y clichés perfectamente utilizables por todos. No es nada malo. 'Los profanadores de tumbas' es una buena película de fantasmas. La única pega que le puedo poner son esos golpes de efectos sonoros, que asustan, y molestan, porque están a un volumen considerable, pero a medida que avanza la historia me parece que se acomodan a las imágenes porque no vuelven a hacerse notar.

Los profanadores de tumbas (The Gravedancers) 2006. Director: Mike Mendez. Intérpretes: Dominic Purcell (Harris McKay), Josie Maran (Kira Hayden), Clare Kramer (Allison Mitchell), Marcus Thomas (Sid Vance), Tchéky Karyo (Vincent Cochet), Megahn Perry (Frances Culpepper). Duración aproximada: 95 minutos.

Creado el 04 febrero, 2013.