Maleficio (An American Haunting) 2005

Unos papeles descubiertos en un desván hablan de la bruja de los Bell, familia que vivió en el siglo XIX. Los Bell eran una familia compuesta por el cabeza de familia, John, su mujer Lucy y dos hijos, John Bell Jr., y su hermana Betsy. Por culpa de un juicio por unas tierras en las que el padre hizo usura a una vecina, esta, que tiene fama de bruja, le echa una maldición a él y a su hija. Desde ese momento en la casa de los Bell se producen fenómenos paranormales en los que el principal objetivo es Betsy la cual es abofeteada y maltratada incluso violada por un ser invisible. Es tal la situación que hasta el maestro de Betsy acude a ver qué puede ser y cómo parar los ataques.

Basada en un supuesto caso real descrito en el libro de Martin Van Buren Ingram An Authenticated History of The Famous Bell Witch escrito en 1894 (que parece ser un libro de ficción más que de narrar unos hechos reales), en este caso se adapta la novela de Brent Monahan The Bell Witch: An American Haunting, adaptada por el mismo director, Courtney Solomon.

'Maleficio' consta de un buen reparto, talentos como Donald Sutherland, actor en muchos clásicos entre ellos el remake de género 'La invasión de los ultracuerpos' (1978) o Sissy Spacek, gran protagonista de 'Carrie' (1976), nos encontramos con una producción de terror pero que realmente parecen dos películas y que puede ser decepcionante. Hay que comenzar por algún lado, así que tiene buenos efectos sonoros de esos que miras hacia el lado, Rachel Hurd-Wood, que en realidad es la actriz protagonista y objeto de los malos tratos del espíritu, es un poco sosa a veces, es decir, grita como una posesa y recibe una tanda de bofetadas increíbles y al momento siguiente vemos su inexpresivo rostro sin síntomas de haber pasado esos malos ratos, y además sin huella alguna de las increíbles bofetadas que recibe. Aunque su trabajo va a más y mejor a medida que se avanza en la trama, esto da motivos para sospechar que lo que vamos a seguir viendo es una sucesión de efectos visuales y espectáculo sensacionalista tremebundo hecho sólamente para la retina del espectador, pero no para construir una sucesión lógica de hechos entendibles con sentido para el cerebro.

No me gusta en absoluto la transición que se hace del color de la realidad a la mirada subjetiva en blanco y negro del fantasma (aunque hay un momento que me recuerda algunos efectos de fotos que yo mismo hago en la web, simples, pero funcionales) le quita homogeneidad a la película, hace una separación absurda de dos dimensiones y le quita terror a lo que vemos. Nótese que cuando no es así y ambas dimensiones fluyen en un mismo color aumenta la sensación de presencia de ese espíritu hostil en la casa logrando así más inquietud por el simple hecho de aportar, con ese enfoque realista, no tan abstracto como el blanco y negro, una sensación de cercanía inquietante del ser invisible en una misma habitación.

Aún así, hasta el momento el cuento de fantasmas tiene interés y cierta explicación, se supone que una maldición, maleficio como dice el título en español, causado por una bruja, logrando además así alejarse de los tópicos de posesiones diabólicas que podría parecer, y es todo motivado por la energía negativa de un ser lleno de odio hacia los Bell. Pero la explicación de este cuento de fantasmas se convierte al final en una cosa sin pies ni cabeza. No tiene sentido porque la explicación final no explica nada de lo que hemos visto, los daños paranormales sobre una niña que además ha sido vista por testigos (madre, padre, hijo, maestro...) todos alejados de ella y espantados, que no vieron a un ser vivo a su lado, queda cerrada con la idea del incesto del padre sobre la hija y todo lo visto entonces es borrado y pasado por alto como si nada. Nosotros vemos como la ropa de cama y los objetos se mueven sólos, como por un fantasma, la niña es violada por un ente invisible, pero en la explicación vemos lo que pasaba en ¿"realidad"? (a excepcion de la violación afortunadamente, no sería agradable para la carrera de Donald Sutherland ni para la vista verlo en semejante entuerto). El ente (que parece ser ¡no es otro que la niña misma!) a veces la ayuda (se ayuda así misma habría que decir) otras la maltrata (¿se maltrata a sí misma?) el padre parece el hombre invisible el cual nadie ve ¡ni el espectador! en los abusos que sufre la niña, en fin, historia trampa, que pudo ser mejor pero es como comentaba al principio, está centrada en el espectáculo visual y efectos sonoros, nada más.

DVD

Director: Courtney Solomon. Intérpretes: Donald Sutherland (John Bell), Sissy Spacek (Lucy Bell), Rachel Hurd-Wood (Betsy Bell / Entity Voice), James D'Arcy (Richard Powell), Thom Fell (John Bell Jr.), Matthew Marsh (James Johnston). Duración aproximada: 91 minutos.