Paintball (2009)

En un fin de semana un grupo de jóvenes participan en el Paintball, y descubren que alguien quiere matarles y dispara balas de verdad en vez de bolas de pintura. El grupo intentará huir hacia algún lugar y evitar que el cazador anónimo les mate.

Paintball

Producción española dirigida por Daniel Benmayor, director barcelonés que hace una película casi redonda. Rodada en inglés para el mercado internacional con un reparto español e internacional. De la tensión que logra alcanzar hay momentos de nerviosismo, y provoca incluso miedo a lo que pueda pasar. Hay escenas de tortura, cuerpos despedazados y disparados, muertes brutales.

Además esta pelicula muestra que no es tan fácil defenderse como un militar cuando no se está preparado para ello. Si nos ponemos a pensar qué haríamos en semejante situación de acoso, y derribo, para defendernos de un tipo oculto que nos quiere matar, puede que bajemos a la tierra y pensemos que no estamos preparados, por el momento, para semejante situación. Por ello la película resulta creíble y por tanto real al mostrarnos cómo actúa la gente normal ante semejantes situaciones.

No son Rambos, ni aspiran a nada más que a jugar disparándose bolas de pintura. Quizás este juego de supervivencia despierte sus aletargados instintos de atención, supervivencia y vigilancia, dormidos por el mundo moderno de una vida convencional y burguesa, aparatos electrónicos y chats, pero es dificil que así sea de forma tan repentina así que sólo queda la supervivencia pura y dura, como el náufrago que se agarra al madero para no hundirse en alta mar.

Paintball

El doblaje también es una grata sorpresa: por extraño que parezca, porque no ocurre siempre así ni mucho menos, es un doblaje estupendo de voces de gente "normal" y es difícil alcanzar un buen nivel cuando un grupo se ve absorvido por la histeria colectiva de no saber qué pasa y de que lo quieren eliminar uno a uno.

En estas situaciones histéricas de tensión donde todos gritan se alcanza la perfección con un excelente doblaje y excelentes voces (no son las habituales, gracias), voces convincentes. Voces diferentes alejadas de los típicas voces que se recrean en sí mismas y muchas veces tapan el trabajo de un actor (del que no oímos su voz, sólo vemos su imagen) y lo echan a perder porque en malas ocasiones destaca más la perfecta voz que se adorna demasiado a sí misma, tanto que nos damos cuenta de que es un actor, o actriz, de doblaje, y lógicamente no el actor real que vemos en pantalla. Ejemplos hay muchos sobre esto, debe ser que también hay ego en ciertos dobladores que estropea el resultado general de una película.

Por no mencionar que cuando ponen las mismas voces a varias películas, es contraproducente para disfrutar de ellas, porque todos los personajes nos suenan igual de una película a otra, cuando claramente no es así en la realidad de las versiones originales. El doblaje se convierte pues, en muchas ocasiones, en un mal sueño.

Paintball

Pero en esta ocasión no ocurre así, el doblaje está perfectamente integrado con los personajes, se nota real. ¿Y por qué? Pues porque si son personas normales esperamos gente que hable de forma normal, sin entonaciones recargadas ni nada, gente como tú y yo, que no somos profesionales de la voz y hablamos de forma natural (aunque los dobladores siguen siendo profesionales) . Naturalidad. Pues por eso es buen doblaje. Y además buena pelicula con adrenalina y la alta tension. Duración aproximada: 86 minutos.

DVD