Paranormal activity 2 (Paranormal Activity 2) 2010

Una familia con dos hijos viven en una casa a la que ponen cámaras porque un día cuando ellos no estaban unos ladrones entraron aunque no se llevaron mucho. No obstante, las cámaras de seguridad les servirá para descubrir que no hay ladrones, sino que la casa está encantada. Y sus vidas parece que en peligro.

Paranormal activity 2

Secuela de la exitosa 'Paranormal Activity' (2007) de Oren Peli, aunque en realidad es una precuela de los hechos que vimos en la primera de la saga, porque esto se ha convertido en una saga propia dado el éxito de público, en este momento con cuatro entregas. Esta segunda en concreto es más compleja de lo que podría parecer, porque no es un hecho casual que se produzcan efectos poltergeist en la casa y a esta familia. Nos enteramos de que viene de antiguo, de cuando Kristi (Sprague Grayden) y su hermana Katie (de nuevo Katie Featherston) hicieron espiritismo de pequeñas, algo que les produjo daños a ellas y a su familia. Las jóvenes pensaron que ese espíritu, o demonio, al que ellas invocaron sin saberlo, vive de su miedo, por ello decidieron no hablar del asunto y matar así a ese espíritu que vivía de su energía temerosa. Por eso, la película tiene una complejidad algo más firme que otras.

Paranormal activity 2

En verdad, hay sustos y sobresaltos, pero fue exagerado todo lo que se formó con esta película, supuestamente un caso real que no lo es en absoluto, es sólo marketing, dirigida claramente a un público sin mucha experiencia en ver películas de terror, y por ello impresionables. No significa que esto sea malo, todos somos de alguna manera impresionables, pero sí que se vendió de forma algo presuntuosa para lo que es en realidad: original por el uso constante de cámaras de mano o esas de vigilancia, y tiene calidad cinematográfica, está bien hecha, Tod Williams dirige bien sin problemas, pero cae demasiadas veces en el efectismo barato exagerado, que por lo visto suele funcionar y da taquilla, con más veces de lo debido con una apariencia de docudrama sobrenatural de televisión, que no la beneficia en absoluto más allá de los lógicos sustos imprevistos. También podríamos notar que tanta obsesión con grabarlo todo, típico en estos tiempos incluso en la vida en la pantalla, aquí hasta para correr usan cámaras de mano, es casi una adicción.

Paranormal activity 2

Eso sí, se juega con el sonido de forma inteligente, ruiditos y tal que oimos la mayoría de las veces mediante las cámaras instaladas en la casa, pero el fondo del asunto sigue siendo rutinario. Lo que inquieta son esas imágenes en casi silencio de la casa, a todos los que las miramos nos suele sobrecoger un poco esa frialdad que suelen tener, y esperar a ver qué pueda pasar, que es casi toda la película. Es más interesante y pienso más dramatico que los sustos efectistas la manera en que Kristi se quita de encima el muerto, como quien dice, lo que da muestra, una vez más, de la mala condición humana y lo hipócrita que es en estos temas sobrenaturales, porque es terrible lo que hace ella y su marido (Brian Boland) y no lo puedo decir porque lo fastidio.

También es interesante el objetivo del ente, como pago por algo que supuestamente hizo un familiar. Conjetura que no queda clara pero no por ello menos interesante. En el ocultismo teórico esta película tiene bastante interés, relativo, de todas formas, porque se juega demasiado con teorías convencionales, no puede ser de otra manera, pero en mostrar los hechos, bueno, lo dicho. No está mal, que conste, algo así de original es algo fresco para la mente y para el género siempre es bueno, se limpia el cerebro de algunas telarañas, es acorde con los tiempos tecnológicos que vivimos y se le sabe sacar partido a ello, pero que simplemente es algo muy comercial hecho de forma elegante, no es lo no va más.

Duración aproximada: 98 minutos.

Blu-ray