Secuestro (Switchback) 1997

Un agente del FBI (Dennis Quaid) llega a Amarillo, Tejas, porque se han cometido unos asesinatos y sabe que ha sido un asesino en serie que lleva años matando. A pesar de las reticencias iniciales del sheriff (R. Lee Ermey) en creerle, termina convencido de que hay un asesino en serie suelto. Además, el agente le confiesa que el asesino secuestró a su hijo y no sabe si está vivo o muerto. Por otro lado, un joven (Jared Leto) está viajando en autostop y conoce a un simpático hombre de color (Danny Glover) que le ayuda en una pelea en un bar, y juntos emprenden camino.

Secuestro

Thriller sobre un asesino en serie correctamente dirigido, y escrito, por Jeb Stuart, habituado a escribir historias de acción de calidad, como los guiones de las emocionantes 'Jungla de cristal' (1988) de John McTiernan, o 'El fugitivo' (1993) de Andrew Davis, entre otras. Como director en cambio, esta y 'Blood Done Sign My Name' (2010) son las únicas de su curriculum. La que nos ocupa, 'Secuestro', es una buena historia, muy bien interpretada y conseguida. Tiene dos partes paralelas diferenciadas, una consiste en la investigación policial y la otra con el autoestopista y su viaje por Texas, que funciona a veces como una road movie.

Todos los actores principales son de sobras conocidos, Dennis Quaid hace un gran trabajo como un hombre atormentado por lo ocurrido a su familia; el que fuera el sargento cabrón de 'La chaqueta metálica' (1987) de Stanley Kubrick, el actor R. Lee Ermey, hace otro buen trabajo como sheriff con talante comprensivo, junto a él otro conocido para los habituales de los psicokillers como es Ted Levine, asesino fetichista de 'El silencio de los corderos' (1991), para otros en cambio es el comisario bondadoso amigo del maniático detective Monk en la serie de televisión Monk (2002–2009). Y junto a ellos Danny Glover, compañero sin par de Mel Gibson en 'Arma letal' (1987) de Richard Donner y las partes que le siguieron, que seguramente sea lo más conocido suyo, aunque también ha hecho alguna cosa de género como 'Depredador 2' (1990) de Stephen Hopkins. Jared Leto, en ese tiempo una joven promesa de Hollywood, hace también un buen trabajo. Al año siguiente protagonizaría el slasher 'Leyenda urbana' (1998) de Jamie Blanks.

Aunque la película no es muy macabra, y los asesinatos visualmente tampoco son excesívamente fuertes, la tensión y el misterio de la historia se consigue, al haber más de un personaje sospechoso y nunca se sabe quien puede ser quien hasta el momento adecuado.

Duración aproximada: 118 minutos.