Sub-Humanos (Raw Meat) 1972

En la estación de metro de Londres desaparecen varias personas y la policía investiga. Hay gente que viven en la estación abandonada que son caníbales.

Sub-Humanos

Producción británica dirigida por Gary Sherman de forma algo frustrante a veces: pocas veces he visto un comienzo tan desesperanzador como el de aquí, se alarga excesívamente por culpa de esas imágenes difuminadas que no saben conducir al tema de la película y es algo anecdótico en todo; hay algunos travellings lentos que incomodan por su larga duración; las escenas con Donald Pleasance son aburridas y cargantes, y con Donald Pleasence ahí se puede hacer otra cosa.

Sub-Humanos

Dicen que esta película es buena, pero es porque salen cadáveres y trozos de cuerpos humanos, como el que va a la carnicería a pedir el solomillo. Si uno se queda sólo con eso, pues sí, está logrado lo nauseabundo y lo macabro, lo repulsivo animal del ser humano que no es otra cosa que el canibalismo. Pero es cuestión de elegir el todo o las partes. Una película es un conjunto, no unas partes, y en general, no termina de estar todo lo lograda que debería, porque además de que Gary Sherman, que también es el autor de la idea original, no dirige bien, hay un exceso de tonterías en el guión, escrito por Ceri Jones (a saber quien escribió qué) que son muy propias de un cine B de baja estofa, como lo del estúpido té. A pesar de la buena fotografía, y de que esté, además de Donald Pleasance, Christopher Lee, que sale de forma muy breve y mejor que no hubiera salido.

Sub-Humanos

El director hizo un mejor trabajo en 'Muertos y enterrados' (1981), sobre un pueblo pesquero bastante peligroso y que es su mejor película. La tercera parte de Poltergeist 'Poltergeist III' (19889) que todos sabemos como salió, es otra de sus aportaciónes al fantástico. Duración aproximada: 87 minutos.