The Ghost Walks (1934)

Un promotor de Broadway, su secretario y un dramaturgo tienen un accidente de coche y acuden a alojarse a una grande y sombría mansión. Pero el promotor y su secretario desconocen que el dramaturgo conoce a los anfitriones, y que su novia es la dueña de la casa. Lo que planean entre todos es dar a conocer una obra de teatro pero actuando ellos en la mansión como si fuera la realidad.

The Ghost Walks The Ghost Walks

Los anfitriones y el dramaturgo actúan entonces como si hubiera un pasado oscuro que oculta un asesinato y un fantasma, lo que logra asustar al promotor y a su secretario hasta que estos descubren que están actuando. Relajados sabiendo de lo que se trata, intentan pasar una buena velada. Sin embargo, parece ser que hay de verdad un asesino invisible.

Película de Frank R. Strayer de bajo presupuesto pero con unos excelentes decorados y unas actuaciones estupendas de actores supuestamente de bajo nivel. Mezcla de comedia y misterio, con alguna escenografía de terror, es divertida y muy amena, que se deja ver muy bien y es lamentable que sea tan desconocida.

Director: Frank R. Strayer. Intérpretes: John Miljan (Prescott Ames), June Collyer (Gloria Shaw), Richard Carle (Herman Wood), Henry Kolker (Dr. Kent), Johnny Arthur (Homer Erskine). Duración aproximada: 69 minutos.