The Return of Dracula (1958)

Una familia que reside en un pueblo de California acude a la estación de tren a recoger a un familiar rumano que viene a visitarles, un tal Bellac Gordal. Lo alojan en su casa pero debe de ausentarse durante unos dias. En realidad, Bellac es el conde Drácula y pronto mata su primera víctima, una mujer que estaba enferma en cama.

The Return of Dracula

Dirigida de forma correcta por Paul Landres, el año anterior a esta realizó 'The Vampire' que se basaba, aunque con matices, en el tema del vampirismo, y donde un científico se transformaba en vampiro por unos experimentos médicos de su invención.

'The Return of Dracula' es una nueva versión de la leyenda del conde Drácula ambientada, como en alguna otra, en los EE.UU, y donde el conde es en esta ocasión el actor de origen checo Francis Lederer, que en la época del cine mudo alemán llegó a trabajar con G. W. Pabst en el melodrama 'La caja de Pandora' (1929) junto a Louise Brooks, hace su trabajo sin demasiados aspavientos y que no termina de convencer. No está mal realizada, tiene intriga dentro de lo posible, que no es mucho, ya que sabemos quien es quién en la trama desde el principio, y sigue el desarrollo habitual aunque intentando hacer algo diferente, como una carpeta de dibujo que Drácula lleva bajo el brazo (ha dicho que es pintor) nada más salir de donde se oculta, para hacer creer que ha estado dibujando cuando en realidad ha estado "cazando". A la guionista Patricia Fielder le debió parecer bien. La carpeta de dibujo era de un pobre desgraciado que Drácula mató en un vagón del tren en que viajaba.

The Return of Dracula

Drácula duerme en un ataud oculto en una cueva, pero se queda sin explicación cómo ha llegado ese ataud ahí, ya que no se ha visto rastro alguno de sirviente ni mucho menos a él llevándolo. Hay algunos detalles interesantes como la resurreción de la vampira Jennie en la morgue o la forma en que una voz femenina atrae al que dice ser del Departamento de inmigración para que lo devore un perro (que supuestamente debía ser lobo). La música de Gerald Fried es claramente una versión de los minutos finales de la Sinfonía fantástica de Berlioz, y seguramente también haya servido la música creada por Universal en su ciclo de monstruos.

Como curiosidad, cuando matan a una vampira (la de la foto) hay unos minutos en que la sangre se ve en color, aunque es rosa más que roja. Ese toque de color es irrelevante pero en todo caso parece anunciar "algo" de forma involuntaria. Y ese "algo" no es otro que 'Drácula' de Hammer Films que se estrenó ese mismo año. 'The Return of Dracula' sería eclipsada por la de Terence Fisher que se estrenaría sólo un mes más tarde en los EE.UU. con el éxito consabido. De todas formas de no haber sido así, quedaría igualmente como una más en el universo de Drácula y los vampiros, pues la historia sigue las mismas directrices de siempre, con las diferencias puntuales, en blanco y negro, y sin cambios desde, digamos, los años 30.

El actor Francis Lederer al año siguiente sería el Dr. Charles Girard en 'La isla del terror' (1959) del filipino Gerardo de Leon, versión de la novela de H. G. Wells 'La isla del doctor Moreau'.

The Return of Dracula (1958). Director: Paul Landres. Intérpretes: Francis Lederer (Count Dracula/Bellac Gordal), Norma Eberhardt (Rachel Mayberry), Ray Stricklyn (Tim Hansen), John Wengraf (John Merriman). Duración aproximada: 77 minutos.

Creado el 02 noviembre, 2011.