PELÍCULAS


The Snow Creature (1954)

Un grupo de científicos escalan el Himalaya pero son atacados por el monstruo de las nieves, el Yeti. Capturan a uno y lo llevan a EE.UU., pero allí el Yeti se escapa y se esconde en la ciudad.

The Snow Creature The Snow Creature

Dirige W. Lee Wilder con producción propia para su compañía Planet Filmplays. En su haber tiene otras dos producciones de ciencia ficción de contenido extraterrestre como fueron El fantasma del espacio y Asesinos del espacio, dirigidas también por él. En esta ocasión se dejan de lado a los extraterrestres para dar cabida a la conocida leyenda del Yeti, ese ser antropomórfico con aspecto de simio gigante que según dicen habita las cumbres del Himalaya. A veces con un toque de pseudo documental, la historia nos introduce de lleno en esta leyenda: los Sherpas, que son los guías de los extranjeros que van a escalar el Himalaya, se ponen en alerta cuando el Yeti secuestra a la mujer de uno de ellos. Comienza así la caza de ese extraño ser, el cual capturan y llevan a los EE.UU.

Es muy interesante el hecho de que el Yeti se esconda en las alcantarillas de la ciudad, pues no hay pocas películas posteriores en que una criatura o extraños seres utilizen el subsuelo de una ciudad como escondite, bien como en este caso las alcantarillas, 'C.H.U.D. (Canibales Humanoides Ululantes Demoniacos)' (1984), o bien caníbales en túneles de metro olvidados, 'Sub-Humanos' (1973). No podemos olvidarnos de la terrible 'La bestia bajo el asfalto' (1980) de Lewis Teague, popular película sobre un caimán que tiran por una alcantarilla y que crece como un gigante terrible. Tuvo su segunda parte pero poco que ver, 'La bestia bajo el asfalto 2: la mutación' (1991) de Jon Hess.

Esta del Yeti es un claro antecedente de todas estas malévolas animaladas que tanto jugo dio en ciertos momentos del género de terror sobre todo en los años 80. Pero lógicamente no tienen mucho que ver, pienso que es bastante mejor de lo que parece, la música logra meter muy bien en ambiente, el Yeti está creado de forma sin nada que objetar, al que da vida Lock Martin, un actor bastante alto que medía más de 2 metros, y era ideal para papeles de este tipo. Sin duda, lo más relevante que hizo Martin en su, breve, carrera cinematográfica, fue dar vida a un robot extraterrestre, Gort, en 'Ultimátum a la Tierra' (1951) de Robert Wise. Los hechos suceden como podría suceder en la vida real, sin mucho bombo ni boato, sólo los típicos momentos de sustos.

W. Lee Wilder dirigió otra de género 'Fright' (1956). Al año siguiente codirigió junto a Charles Saunders, 'The Man Without a Body' (1957), y en 1960 dirigió 'El asesino de mujeres' protagonizado por George Sanders. Duración aproximada: 71 minutos.