PELÍCULAS


Trampa mortal (Death Trap) 1976

Una joven que ejerce de prostituta, se da cuenta de que no sirve como tal. Decide largarse del burdel donde está, y llega a un sórdido hotel, cuyo dueño, Judd, un hombre extraño la asesina y la echa a una charca cercana, donde tiene a un cocodrilo como mascota.

Trampa mortal El hotel

Más tarde, un matrimonio y su hija llegan al hotel. Mientras la hija y la mujer curiosean, la mascota de la familia, un perro llamado snoopy, se acerca peligrosamente a la alambrada que aísla al cocodrilo de los humanos. La niña intenta sacar al perro, pero el cocodrilo es más rapido y se traga el animal. El matrimonio se ve obligado a hospedarse en una habitación. Mientras la niña llora, los esposos discuten, y el hombre sale dispuesto a matar al cocodrilo. Pero Judd le ataca con su guadaña y el cocodrilo lo devora.

Trampa mortal

Otros huéspedes siguen llegando. Esta vez es un hombre mayor. Busca a su hija, una joven desaparecida. No es otra que la prostituta que asesinó Judd. Este niega haberla vista. Al hombre le acompaña su otra hija, Libby. Ambos van a la oficina del sheriff. Con este acuden al burdel. La dueña del burdel tambien niega haberla visto.

Mientras el padre de la joven acude al hotel a descansar, su hija Libby y el sheriff acuden a un bar a hablar. El padre de la joven, subiendo las escaleras que da al segundo piso, oye unos gritos infantiles. Se pone a merodear por la zona, y ve a una niña oculta en el subsuelo de la casa. Judd aparece con su guadaña dispuesto a darle más alimento a su cocodrilo...

Marilyn Burns Cocodrilo

Después de haber aterrorizado a medio mundo con La matanza de texas (1974) y haberse encumbrado como uno de los mejores directores de aquella nueva hornada del cine de terror de la década de los años 70, Tobe Hooper volvió a mostrar al mundo su visión de la América profunda en Trampa mortal, su segunda producción. Una visión limitada y coartada por su primer éxito, y que no fue del agrado del público. Un fracaso en taquilla y de crítica, pero que tiene notas sobresalientes que la encumbran entre las mejores películas de Tobe Hooper.

Tobe Hooper sigue mostrando personajes demenciales, en este caso un psicópata sin remordimiento, y si tiene alguno es simplemente por el temor de ser descubierto. En Trampa mortal siguen las constantes que marcó en la matanza, como el regocijo ante el dolor ajeno, perseverancia en la crueldad, que se vuelve gratuita y sin contemplaciones en manos de Judd, el dueño del hotel. La locura asesina en su más alto grado de sadismo.

Maniatada Mel Ferrer

En esta solitaria carnicería, Judd, hombre con una sola pierna gracias al cocodrilo que se la merendó y le dejó lisiado, debiendo usar una de madera, se ve envuelto en su cruzada personal contra el mundo. Aislado de todo, muestra la misma compasión hacia los demás como el que se muestra al matar a una mosca siendo para él un divertimento gratificante y burlesco (muescas y burlas ante el dolor) el contemplar su presa.

Trampa mortal se rodó con un presupuesto muy bajo que obligó a que se rodase en interiores para acortar gastos y donde Tobe Hooper tuvo que echar mano de imaginación. Y una muestra de ello, para compensar lo evidente de la baja producción, y dejando a lado esa imagen granulada conseguida accidentalmente en la matanza, que aquí apenas existe, son el enfoque del color y de las tonalidades. Un contraste de colores que se ve muy fácilmente en los primeros minutos: la joven prostituta vestida de verde, el bolso naranja, su peluca rubia, que le dan una imagen de muñeca a tamaño real, la puerta del burdel de tonos rosados y violáceos, dando la apariencia de un mundo irreal alucinado y psicótico, donde la apariencia de realidad se difumina tanto o más como ese anochecer crepuscular que inunda todos los rincones del hotel, aislado del mundo, huérfano en su miseria, en su sordidez y en su maldad.

Robert Englund Corre

Luego llega la noche, y esa constante música que suena y suena en todo momento. La joven esposa, ya viuda, atada a la cama, intentando liberarse de su prisión, los juegos de amor de la habitación cercana, el intento de hacerse notar y así ser liberada de ese infierno que se le ha presentado tan de repente, mientras esa música suena y suena, alzándose ente los ruidos de la noche, en ese presente que se ha convertido en un sueño de pesadilla y dolor.

En la comisaría Neville Brand es Judd

Tobe Hooper no pudo impedir que sus guionistas rememoraran ciertas partes de su matanza de Texas, como la famosa huída final, que en Trampa mortal es una leve parodia inofensiva. Tambien los tic típicos de los parientes de Leatherface pueden notarse en este trabajo por parte de Judd. Marilyn Burns, la Sally protagonista de la huída original de la matanza, aquí interpreta a Faye, la joven esposa, y sigue saliendo mal parada. Era muy dificil superar a la matanza, pero ¿de verdad se puede superar lo insuperable? Esta es una digna película que no te debe faltar.

Trampa mortal (Death Trap) es tambien conocida como: Eaten Alive - Horror Hotel - Horror Hotel Massacre - Legend of the Bayou - Murder on the Bayou - Starlight Slaughter (cortesia de IMDB).

Trampa mortal

Director: Tobe Hooper. Intérpretes: Neville Brand (Judd), Mel Ferrer (Harvey Wood), Carolyn Jones (Miss Hattie), Marilyn Burns (Faye), William Finley (Roy), Stuart Whitman (Sheriff Martin), Roberta Collins (Clara), Kyle Richards (Angie), Robert Englund (Buck). Duración aproximada: 87 minutos.